[Skyrim] Arna, el Ruiseñor rojo

Al fin, la cosa empieza a mejorar.

Después de abrir el pozo de las sombras, el gremio vuelve a tener el favor de Nocturne. Cada vez hay más trabajos y las arcas empiezan a acumular monedas. El gremio volverá a ser como era.

Pero hoy me ha pasado una cosa muy extraña.

Después de entrar en una casa abandona a ver si había algo interesante, me encontré con un mocoso que estaba haciendo lo que parecía un extraño ritual.

Resulta que estaba intentando llamar a la Hermandad Oscura, y me confundió con uno de sus miembros. Me ha contado cosas sobre el orfanato de Riften que no me gustaron nada. Y me ofreció un trabajo: matar a Grelod la Buena (curioso apodo, teniendo en cuenta como es).

Creía que todo era una pataleta de crio, pero sus ojos… Me dirigí por el orfanato a ver había de cierto en lo que me contó. Por desgracia, no solo era cierto, sino que se quedó corto.

¡Esa vieja bruja! esos críos podrían ser unos excelentes miembros del gremio cuando crezcan, pero no bajo estas condiciones. No en mi ciudad. Completé el trabajo. Los críos parecían contentos.

Me vine a Carrera Blanca a terminar unos asuntos, pero apenas he llegado a la ciudad y un mensajero me ha entregado una misteriosa nota. Una enorme mano negra y un único texto: “Lo sabemos”.

Me temo que me he metido donde no debía y que esto no va a quedar así. Solo queda esperar a que den el primer paso y que no me pillen con la guardia baja.

Es mejor que esta noche descanse.

 

Al dia siguiente…

Posted in: Relatos

One comment

  1. Nanigu says:

    Astrid… loca de mierda D:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*